13 September 2022  /  Mercedes Trujillo

La historia de Sergio es la de muchos otros jóvenes adictos al juego

Sergio escribió un día en su cuenta de Twitter: “Tengo 22 años y sufro una enfermedad llamada ludopatía”. Antes había hablado con su familia, pero decirlo en redes le permitía “que lo supiera todo mi entorno”. Sergio empezó apostando en casas de apuestas cuando tenía 16 años, a pesar de que la entrada en estos establecimientos está prohibida a menores de 18 años. Pero es alto, aparenta más edad, y no le pedían que enseñara el DNI.

Empezó entrando con sus amigos como una forma más de pasar la tarde, pero él ya no salió de ese mundo de estímulos, adrenalina y, a veces, dinero fácil. Sergio cuenta a NIUS cómo fue consciente de que tenía, o mejor dicho, tiene, un problema.

Ya puedes escuchar el testimonio de Sergio aquí