Espiel, corazón del Guadiato, es protagonista por su turismo activo por su paisaje y su historia. Por ello los vecinos están preocupados por el mal estado que presenta el Puente Mocarra, concurrido por los senderistas del albergue rural Estación de Espiel ya que las vistas desde este puente es inmejorable: se puede visualizar la Sierra del Castillo de fondo, sobre la pasarela se contemplan restos de un ancestral donde albergaba un horno de leña transitado por pastores trashumantes.

En “Las Radiantes Mañanas” hemos hablado con dos vecinos los cuales están muy preocupados por el mal estado. “El puente está muy deteriorado y es una pena perder algo tan valioso por la historia que representa”. Ni la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ni la Junta de Andalucía han respondido a las peticiones de rehabilitación y protección del puente, situado sobre el arroyo de los Molinos.

Estos vecinos nos aseguran que “era la única conexión de Espiel con Villaviciosa de Córdoba

La construcción del puente data de 1748 aunque los estudios realizados aseguran que se asienta sobre restos arqueológicos de origen romano. No está protegido.

Los vecinos seguirán luchando para que este puente, simbólico, de Espiel no caiga en el olvido. La historia hace a los espeleños y los espeleños hacen historia.