El pasaporte Covid deja de ser obligatorio desde mañana en Andalucía


El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha anunciado que la norma que obliga a tener el pasaporte Covid en la región para acceder al ocio nocturno, establecimientos de hostelería, sanitarios y sociosanitarios dejará de ser obligatorio. 

“Se cumple la prórroga que se pidió para el pasaporte Covid, no vamos a pedir la renovación, luego decaerá la obligación de pasaporte Covid para el ocio nocturno, restauración, establecimientos sanitarios y sociosanitarios. Desde este martes ya no será obligatorio en Andalucía”, ha subrayado Aguirre en declaraciones a medios cordobeses.

No obstante, seguirá siendo obligatorio para poder viajar a ciertos países, algo que no depende de las competencias de la Junta sino de los acuerdos que suscriba España a nivel nacional o a través de la Unión Europea.

Aguirre ha explicado que esta decisión se toma porque la incidencia y la presión hospitalaria están bajando, con alrededor de 600 hospitalizados menos por Covid en una semana. “El disminuir la presión hospitalario indica que la sexta ola está en franca remisión y esperemos llegar a una fase de estabilización en 10-15 días”, ha apuntado. 

Sobre la atención primaria, la región está en “fase de normalización”, hasta el punto de que el consejero ha asegurado que el sistema telefónico Salud Responde “responde a cualquiera que llame”. “Invito a cualquier persona que lo necesite que llame a Salud Responde y verá la prontitud y prestación”, ha añadido.

Así pues, la demora media es de 3,76 días para ser atendido, lo que “entra dentro de la horquilla de normalidad”.

El volumen tan grande de andaluces que se han contagiado de Ómicron “ha creado también una inmunidad natural”, además de la adquirida por las vacunas, de forma que, a no ser que viniera una variante nueva que no fuera sensible a los anticuerpos por inmunidad natural o adquirida, “podríamos llegar ya a una fase de estabilización, de tranquilidad”. 

Celebración de la Semana Santa

El consejero de sanidad, ha ahondado en que espera “una primavera tranquila, relajada, saludándonos, con alguna que otra bulla como es tan propio de nuestra comunidad autónoma”, pero que “si hay que tomar medidas, se tomarán”.

Aguirre es optimista y asegura que la “primera chicotá de la Borriquita la quiero dar yo”.