En el día de la Protección Civil el Palacio de la Merced se ha vestido de gala, con el objetivo de visibilizar y poner en valor el trabajo diario que realizan los voluntarios, y que se ha notado de forma especial, durante toda la pandemia del Covid-19 y la erupción del volcán de La Palma.

Antonio Ruiz, el presidente de la Diputación cordobesa, ha destacado que “este acto viene a reconocer la deuda pendiente que la sociedad tiene con las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil, es un reconocimiento a la inmensa y callada labor que estas personas desarrollan a diario, y que se ha hecho especialmente visible durante la pandemia”.

Ruiz ha incidido “en la predisposición que estos colectivos muestran siempre, su capacidad y entrega al servicio de los demás, de lo que podemos dar buena cuenta los alcaldes y alcaldesas de la provincia”.

“Desde la Diputación apoyamos este trabajo con recursos, con líneas de financiación para reforzar los medios con los que cuentas estas agrupaciones”, ha recalcado el máximo representante de la corporación provincial.

Por su parte, el delegado de Presidencia, Asistencia Económica a los Municipios y Mancomunidades y Protección Civil de la Diputación, Rafael Llamas, ha señalado que “la celebración de esta primera edición del Día de la Protección Civil nos permite visualizar la labor de un tejido asociativo con una gran fortaleza, que además es capaz de crear sinergias y colaboración entre territorios, pues la coordinación en vuestras actuaciones es un ejemplo a seguir a la hora de trabajar de manera conjunta y cohesionada”.