La ciudadanía del Valle del Guadiato, especialmente población de mediana edad y personas mayores, se siente preocupada por varios asuntos que les afecta en su día a día. Con su puño y letra, muchas personas han escrito en pósit sus reivindicaciones, reflexiones e ideas de mejora para sus municipios y el conjunto de la comarca del Valle del Guadiato, una zona rural del norte de la provincia de Córdoba que sufre despoblación por la falta de oportunidades laborales, formativas y culturales, situación que obliga a la juventud a salir de sus municipios. De hecho, esta realidad se ha puesto de manifiesto en La Granjuela, Valsequillo, Los Blázquez, Espiel, Peñarroya-Pueblonuevo, Belmez o Villaharta, localidades donde la asociación Almáciga ha organizado actividades de sensibilización dentro de su campaña ‘Guadiato Sostenible’. “En estos actos de calle hemos invitado a las vecinas y vecinos a expresar ideas para mejorar la sostenibilidad de la zona”, explica Luz Buitrago, coordinadora del proyecto ‘Guadiato Sostenible: transformando el planeta desde lo local. Los ODS en el Valle del Guadiato’, proyecto de educación para el desarrollo financiado por la Agencia Andaluza de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AACID) de la Junta de Andalucía.

“Que haya trabajo para la juventud y no se tenga que ir fuera. Por un Guadiato poblado”, “Creación laboral compatible con el sostenimiento del mundo rural” fueron ideas expresadas desde La Granjuela, que, con leves matices, se repiten en el resto de municipios, tales como “Más oportunidades laborales para la juventud. Las personas mayores nos estamos quedando solos”, “Queremos quedarnos en nuestro pueblo. Hay que emprender nuevos negocios, pero necesitamos ayuda y mejorar las infraestructuras”, desde Peñarroya-Pueblonuevo; “Falta de empresas en la zona”, se decía en Belmez; “Estabilidad laboral para las mujeres mayores de 60 años con el fin de cotizar para la jubilación y no sentirnos en exclusión social”, se reclamaba en Villaharta el pasado viernes 13 de mayo.

Por otro lado, el pasado miércoles 11 de mayo Almáciga visitó Belmez, localidad donde predominaron reivindicaciones relacionadas con la mejora de las comunicaciones entre localidades. “Necesitamos transporte público y sostenible”, “Hay que poner un autobús para que las personas mayores podamos ir al hospital”, o “La reapertura de la línea de tren. Para estar conectados entre los pueblos” son algunas ideas expresadas por personas mayores participantes en los actos. “La mayoría de las ideas provocaba entre los asistentes conversaciones espontáneas, cuando se acercaban a la mesa informativa”, detalla Buitrago, quien agradece la colaboración logística y de difusión de todos los ayuntamientos participantes, así como la implicación de la Asociación Consejo Comarcal de la Mujer del Guadiato y las asociaciones de mujeres de las localidades.

“Por la sequía el pantano se quedó sin energía. Corta el grifo”

Con una primavera veraniega y un invierno seco, la población del Valle del Guadiato reclama medidas urgentes para el abastecimiento del agua, así como concienciación ciudadana de cara a reducir el consumo de agua, especialmente en las piscinas. “Con la sequía el pantano se quedó sin energía. Corta el grifo” es el mensaje que se puede leer en uno de los carteles de la campaña, creado por jóvenes de Peñarroya-Pueblonuevo, y que ha suscitado que las personas mayores reclamen ideas como “Agua: traspaso entre pantanos desde Colada-Sierra Boyera”, “Lo principal de este momento es el transvase de la Colada” o “Por un transvase entre pantanos”.

El próximo jueves Almáciga finaliza en Villaviciosa de Córdoba la campaña de sensibilización ‘Guadiato Sostenible’ con una valoración positiva por la implicación de la ciudadanía y a la espera de que sus mensajes a favor de la sostenibilidad se lleven a término y puedan mejorar su calidad de vida.