2 February 2021

En muchas ocasiones hemos hablado sobre la importancia de poner límites o lo que es lo mismo “aprender a decir no”. Pero ¿Qué pasa cuando somos nosotros los que recibimos ese famoso “no”?
Según María Arévalo, psicóloga, todos esos “noes” son necesarios porque a pesar del sufrimiento que puede ocasionar, se puede convertir en una gran oportunidad para mejorar.