31 May 2022  /  María Arévalo

Hoy vamos a hablar de una emoción que, algunas personas, la experimentan con más frecuencia de la que le gustaría, y que si no la saben gestionar termina invalidándolas como personas.

Realmente esto último ocurre con todas las emociones que no se expresan de forma adecuada, ya que, partimos de la base de que todas las emociones son adaptativas, y la represión de las mismas es lo que dificulta el funcionamiento normal de la persona. 

Hoy vamos a centrarnos en: LA CULPA.

¿QUÉ ES?

Es una emoción adaptativa y necesaria porque nos ayuda a reconocer los errores y nos permite poner en marcha estrategias para restañar en la medida de lo posible el error cometido. 

En definitiva, nos ayuda a adaptarnos al medio. De hecho, la ausencia de culpa indica la existencia de una psicopatía, y de una incapacidad para conectar y empatizar con los demás.

El sentimiento de culpa actúa como una alarma que nos avisa de que: nos estamos saltando o podemos saltarnos alguna norma del código ético. 

SI LA CULPA ES ÚTIL… ¿CUÁNDO SE CONVIERTE EN DESADAPTATIVA?

  1. Cuando la alarma salta de manera constante, es decir cuando tenemos, continuamente, la sensación de que nos estamos equivocando.
  2. Hay un juicio inflexible. Somos muy duros con nosotros mismos.
  3. Y, por lo tanto, un castigo excesivo hacia uno mismo. Si siento que me he equivocado aplicaré un castigo en proporción al error.

El sentimiento de culpa desencadena otros síntomas que dificultan el disfrute: irritabilidad, nerviosismo, ira, tristeza, etc. Se tiene la sensación de que nunca se está bien del todo.

 

3 ELEMENTOS CLAVE EN EL DESARROLLO DEL SENTIMIENTO DE CULPA.

  1. ACTO CAUSAL: lo que hace que me sienta culpable, y puede ser:
  • Real
  • Imaginario
  • VALORACIÓN QUE YO HAGO DE ESTE ACTO CAUSAL
  • SENTIMIENTO DE CULPA

Donde hay que hacer especial hincapié COMO TERAPEUTAS Y COMO PERSONA QUE QUIERE AUTOCONOCERSE es en el segundo paso PERCEPCIÓN NEGATIVA DEL HECHO.

Ejemplo:

  1. Imaginaos una relación de pareja en la que él o ella queda con sus amigos/as.
  2. La persona considera que no está bien lo que ha hecho, que debería de estar con su pareja todo el tiempo, que lo está abandonando.
  3. Se sentirá culpable, y no disfrutará de esa reunión social.

 

A la hora de trabajar ese 2º punto, que como hemos dicho es la valoración que la persona hace de lo que ocurre, podemos preguntarnos PORQUÉ la persona realiza esa valoración, y puede deberse a varios factores:

  • Educación recibida
  • Grupo de iguales
  • Medios de comunicación
  • Creencias religiosas

Por eso la flexibilidad y la tolerancia ante los errores, la capacidad de aceptación ante lo que nos ocurre y la empatía hacia uno mismo son factores que ayudan a gestionar el sentimiento de culpa

REMARCAR: el objetivo no es eliminar la culpa puesto que es necesaria al permitirme evitar conductas que puedan hacer daño a otras personas o a mi mismo, sino identificar en lo que me he equivocado para poder cambiarlo.

COMO GESTIONAR LA CULPA DESADAPTATIVA

  1. Pararnos y preguntarnos: ¿Qué es lo que me provoca malestar?
  2. Identificar el hecho, el motivo; independientemente de que sea real o imaginario. Al fin y al cabo, es TU MOTIVO.
  3. Analizar la situación. Este ejercicio es más fácil realizarlo en terapia. Estamos contaminadas por nuestras creencias, experiencias previas, emociones y, en muchas ocasiones, con la obligación de ser la niña buena. Por ello, es difícil hacerlo con una misma, pero trata de analizar la situación de la forma más objetiva posible.

 

  • Darnos permiso para tener el malestar.
  1. Si es posible, hay que transformar la culpa en responsabilidad, asumiendo aquello en lo que nos hemos equivocado y seguidamente ponemos en marcha la conducta reparadora (si se ha hecho daño a una persona externa) o perdonarnos a nosotros mismos si no ha habido personas implicadas.

LA CULPA COMO MECANISMO DE DEFENSA

Hasta ahora hemos hablado de la función adaptativa que nos permite darnos cuenta de que algo no estamos haciendo bien y tenemos que movernos; y la desadaptativa que es la que nos obstaculiza, la que nos impide movernos.

También podemos encontrarnos la culpa como mecanismo de defensa, que nos hace utilizar la culpa como una tapadera, como una protección para no acceder a la emoción original de lo que está viviendo la persona.

Esto ocurre poque la emoción que se esconde detrás de la culpa sería más dolorosa en comparación al dolor de la culpa.

Ejemplo: la mamá que recibe el diagnóstico de enfermedad de su hija y desarrolla un sentimiento de culpa durante 30. Tras abordar ese sentimiento de culpa en terapia, se dan cuenta de que una vez eliminado el sentimiento de culpa se da paso a una tristeza inmensa. Para esa mamá era más difícil lidiar con la tristeza que con la culpabilidad.

 

*Psicopatía: alteración de la personalidad caracterizada por el narcisismo, la impulsividad y las conductas de control y manipulación

*Sociopatía: son menos estables emocionalmente y más impulsivos que los psicópatas. Tienden a cometer más errores por esa impulsividad.